Un proyecto reducirá la necesidad de racionamiento en sur de isla
Foto

La representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, anunció hoy la aprobación de un proyecto de Mitigación de Riesgos para la costa sur de la isla que utiliza agua superficial y subterránea para reducir la necesidad de racionamiento de agua en el Municipio de Salinas.

González subrayó que una vez terminado este proyecto mejora la calidad de vida de la población en Salinas, además de preparar mejor a la zona para eventos climáticos como una sequía.

El director de la división del Caribe (CAD) de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), Alejandro De La Campa, señaló por su parte que desde 2003 se han destinado más de 9 millones para prevenir situaciones de sequía en Puerto Rico.

"Todos recordamos la sequía del 2015. Salinas vivió una sequía extrema.

Estos fondos ayudan a mitigar eventos como ese. El gobierno federal, a través de FEMA en Puerto Rico, siempre está presente en nuestros momentos de desastre y mitigando los daños ante una emergencia", subrayó González.

El acuífero costero del sur de Puerto Rico en Salinas ha experimentado bajas prolongadas en los niveles de agua debido a sequías, que junto a una alta demanda de agua ocasionaron una disminución de los niveles de agua subterránea.

Cuando el nivel de agua desciende la intrusión de agua de mar deteriora la calidad del agua en el acuífero con contaminantes de nitratos y los sólidos disueltos, según datos del Servicio Geológico de EE.UU.

Esta situación provocó una declaración de emergencia del Departamento de Recursos Ambientales y Naturales (DRAN), que a su vez afectó la operación de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de PR (AAA) en la zona, cuando tuvo que reducir la extracción de agua.

Este acuífero suministra agua a más de 30.000 residentes de Salinas y al Campamento Santiago de la Guardia Nacional.

Para compensar la falta de suministros de irrigación que solían recargar el acuífero, el proyecto utilizaría el agua de la represa cercana en Patillas.

En años recientes, la capacidad de almacenamiento de esta represa se ha reducido, por lo que se perdía agua superficial servible.

Al utilizar las aguas superficiales y subterráneas se aprovechan al máximo los recursos disponibles, en beneficio de todos los usuarios.

Una recarga artificial a través de un canal abierto de riego puede mantener los niveles de extracción de agua previos a una sequía, lo cual reduce la posibilidad de un racionamiento de agua en Salinas.

Financiadas bajo el programa de Mitigación Pre-Desastre (PDM), estas estrategias de mitigación reducen los riesgos de vida y propiedad en eventos futuros, mientras disminuye la dependencia de los fondos federales en desastres futuros.

El costo total del proyecto es de 2,8 millones de dólares con una aportación federal de 2,1 millones de dólares.

EFE