Secretario de Agricultura se reúne con la Junta de Producción de Carne de Res de la isla para instarlos a mejorar la calidad del producto
Foto

El secretario del Departamento Agricultura (DA), Carlos Flores, sostuvo ayer un diálogo con la Junta de Producción de Carne de Res para buscar mejorar la calidad de la carne que se produce y consume en Puerto Rico, mediante la producción de cortes más frescos, libres de hormonas y de reces alimentadas exclusivamente con forraje.

Los puertorriqueños consumen alrededor de 160 millones de libras de carne y, de esa cantidad, la isla solamente produce 14.9 millones de libras. Es por ello y por el mínimo proceso de operación, que la industria de la ganadería es una de las que más capacidad de crecimiento tiene en Puerto Rico. 

En la reunión se concluyó que para desarrollar este proyecto es necesaria la instalación de un dispositivo para identificar al ganado desde su nacimiento, conocido como bolo ruminal.

Se trata de un una cápsula de cerámica en cuyo interior se incorpora un identificador electrónico. Se administra por vía oral y se posiciona en el retículo o segundo estómago de los rumiantes, donde permanece durante toda su vida. El dispositivo permite asociar, mediante una base de datos, al animal con el dueño, y provee datos como la edad, la raza y el peso de la res.

La instalación del bolo ruminal pretende asegurar la calidad del producto a nivel de crianza y al mismo tiempo, evitar el robo de ganado. Además, los datos que produciría el dispositivo aclararían las estadísticas de la industria de la ganadera con la información que se dirigiría a los mataderos, al DA y otras agencias pertinentes.

Además, el secretario y los miembros de la Junta concluyeron en que es necesario desarrollar un plan educativo que permita instruir a los ganaderos sobre los procedimientos para mantener la calidad de la carne y agrupar la industria bajo un mismo fin. INS