Yanquis jonronean y hacen historia; Pujols deja San Luis con dos imparables
Foto
.. _ _

 Los Yanquis de Nueva York volvieron a ser protagonistas en la jornada del béisbol profesional de la Liga Americana al botar la pelota fuera del parque y hacer historia en la franquicia al sumar 26 partidos seguidos que consiguieron al menos un cuadrangular, aunque esta vez perdieron.
Además de los Yanquis, el otro equipo líder de división, los Mellizos de Minnesota, también tuvieron jornada perdedora.

El dominicano Albert Pujols se despidió de San Luis castigando a su exequipo con dos imparables y volvió a recibir innumerables muestras de admiración y respecto.
El segunda base venezolano José Altuve mandó la pelota a la calle en el primer episodio y los Astros de Houston detuvieron racha de siete derrotas seguidas al vencer 9-4 a los Yanquis, que vieron rota la suya de ocho victorias consecutivas y no pudieron barrer la serie.

Ambos equipos, al margen del resultado, se mantuvieron lideres en las Divisiones Este y Oeste, respectivamente.
Pero los Yanquis pegaron cuadrangular y eclipsaron la marca de Joe DiMaggio y los Yanquis de 1941 al conseguir la racha de jonrones consecutivos más larga de la franquicia hasta la fecha.
DJ LeMahieu (10) pegó jonrón de tres carreras en la quinta entrada, marcando el juego número 26 consecutivo de los Yanquis con al menos uno.

El récord de franquicia del club de 1941 de 25 partidos consecutivos con un cuadrangular fue del 1 al 29 de junio de ese mismo año.
Los Yanquis del 2019 pueden igualar el récord de 27 con un jonrón el lunes contra los Azulejos de Toronto. Ese registro está en manos de los Vigilantes de Texas, que lograron la hazaña del 11 de agosto al 9 de septiembre del 2002.

El antesalista Hunter Dozier pegó jonrón de tres carreras y coronó racimo de cinco para los Reales de Kansas City, que ganaron 6-1 a los líderes Mellizos, que vieron detenida su racha de tres victorias consecutivas y dejan su marca de temporada en 51-27, manteniéndose en el primer lugar de la División Central.

Pujols, que se fue de 5-2 en el tercer partido la primera serie que disputa en San Luis, ayudó a los Angelinos de Los Ángeles a ganar por 6-4 a los Cardenales, con quienes jugó los primeros 11 años de profesional y ganó la Serie Mundial en el 2011 para luego hacerse agente libre y firmar con los Angelinos.

Desde el viernes el dominicano recibió la aprobación y aplausos de los asistentes al "Busch Stadium", en donde el sábado Pujols conectó de cuatro esquinas contra los Cardenales y los seguidores de este equipo le ovacionaron.
En su primer juego, el viernes, en el inicio de la serie interligas, Pujols, nada más que salió al diamante, dio un abrazo al receptor puertorriqueño Yadier Molina, su excompañero, lo que le ganó una serie de vítores y aplausos.
Mientras que la pasada noche intercambió camiseta con Molina y los asistentes volvieron a aplaudirle y celebrar su gesto.

Esta es la primera ocasión que los Angelinos visitan a San Luis desde que Pujols se fue.
El bateador designado dominicano Carlos Santana pegó cuadrangular y el primera base Bobby Bradley aportó doble con una carrera producida en su debut en las Grandes Ligas que celebró con la victoria de 8-3 que consiguieron los Indios de Cleveland frente a los Tigres de Detroit.
Bradley pegó doble y remolcó carrera en su primer viaje a la caja de bateo en las mayores.
El receptor Tim Federowicz y el guardabosques dominicano Danny Santana aportaron sendos cuadrangulares y dirigieron el ataque de los Vigilantes de Texas, que vencieron 7-4 a los Medias Blancas de Chicago.

El primera base Travis d'Arnaud pegó cuadrangular y terminó con tres carreras remolcadas al frente de la ofensiva de los Rays de Tampa Bay, que ganaron 8-2 a los Atléticos de Oakland.
El abridor Marcus Stroman trabajó seis entradas y el segunda base Eric Sogard mandó la pelota a la calle en el triunfo de los Azulejos de Toronto por 6-1 sobre los Medias Rojas de Boston.
Stroman (5-9) permitió cinco imparables, dio una base y retiró a seis bateadores por ponche en camino a acreditarse la victoria.

El parador en corto J.P. Crawford estuvo perfecto con el tolete y remolcó cuatro carreras para los Marineros de Seattle, que apalearon 13-3 a los Orioles de Baltimore, que nuevamente cayeron en el camino de la derrota después que la noche anterior habían cortado racha de ocho consecutivas.
Desde el montículo la victoria se la llevó el abridor japonés Yusei Kikuchi (4-5) en seis episodios de trabajo.

EFE


(RT ads)


.
.

.
. ads