Juan Dalmau insiste en repudio senatorial a acuerdo de la JCF con bonitas y aseguradora sobre deuda de la AEE
Foto

 El portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, hizo un llamado el martes, a la mayoría parlamentaria del Partido Nuevo Progresista (PNP) a que traiga a discusión en la Sesión Ordinaria del miércoles, la Resolución del Senado 1090, de su autoría, para que dicho cuerpo repudie el acuerdo propuesto por la Junta de Control Fiscal (JCF) con el grupo de bonistas Ad Hoc y la aseguradora Assured Guaranty Corp. sobre la deuda de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

Al tiempo que condenó al gobernador, Ricardo Rosselló, por la "jerigonza" con que ha pretendido justificar este acuerdo y por servir de principal promotor  de semejante atropello. 

"Urge que los organismos representativos y electos directamente por el pueblo puertorriqueño manifestemos contundentemente nuestro rechazo absoluto a este acuerdo desgraciado e infame, negociado en cuartos a obscuras, y que solo traerá infelicidad y desasosiego a un país cada día más empobrecido", sentenció el legislador independentista en comunicación escrita.

El senador Dalmau Ramírez mencionó que había advertido desde la semana pasada que el "cargo de transición" a incluirse en la factura durante los próximos 47 años, propuesto en el  acuerdo con el grupo de bonistas Ad Hoc y con la aseguradora Assured Guaranty Corp. y anunciado por la Junta de Control Fiscal, significará un aumento en la tarifa mínimo de aproximadamente 26 por ciento.

"Este es un acuerdo nefasto que compromete uno de los motores más importantes para el desarrollo económico del país durante casi 50 años y que tendrá consecuencias catastróficas en todos los sectores de nuestra sociedad: pequeñas y grandes empresas, clase asalariada, retirados, viejos y jóvenes. Nadie se salva", sentenció Juan Dalmau.

El también secretario General del PIP expresó que "el Senado tiene la obligación moral y ministerial de, al menos, repudiar toda acción que represente un atentado contra la garantía de una vida digna para nuestra gente. Por eso hago un llamado a que mañana, en defensa y a nombre de todo nuestro pueblo, el Senado apruebe la Resolución 1090 en repudio a este maldito acuerdo”.

CN





.
.

.
.