Presidente del Senado pide la derogación de la Ley Promesa
Foto

El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera Schatz, solicitó este lunes al presidente de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, Raúl Grijalva, la derogación de la Ley Promesa, establecida por el Congreso de EE.UU. para atender la deuda de la isla caribeña.

Rivera Schatz se lo dejó saber en una reunión que sostuvieron hoy en San Juan en la que también estuvieron presentes los senadores del Partido Popular Democrático (PPD) Eduardo Bhatia y José Luis Dalmau.

"En este Senado estamos utilizando y agotando todos los recursos para eliminar de una vez y por todos los efectos devastadores de la Ley Promesa para la isla con una Junta de Supervisión Fiscal -JSF- que no ha logrado nada y ha sido un obstáculo mayor para la recuperación de Puerto Rico", dijo Rivera Schatz, para quien la reunión fue "cordial" y "amigable".

"Una Junta de pamplinas y que a la hora de la verdad sólo vela por sus propios beneficios por lo que ya es tiempo de que el Congreso actúe y derogue esta ley arbitraria", dijo Rivera Schatz.

Por su parte, Grijalva explicó que entre sus propuestas para enmendar la Ley Promesa están auditar la deuda, mayor transparencia y que los fondos operacionales de la JSF provengan del Gobierno federal.

Asimismo, indicó que las vistas para enmendar la Ley Promesa serán el próximo 22 de octubre.


Por otra parte, y en atención a la industria de las peleas de gallos en la isla, el presidente senatorial junto al senador popular José Luis Dalmau urgieron a Grijalva a que el Congreso revise la efectividad de la Ley de Agricultura y Nutrición de 2018, también conocida como "Farm Bill", que prohíbe terminantemente las peleas de gallo en Estados Unidos y sus territorios.

La ley es efectiva a finales de este año y se espera que tenga graves consecuencias para la economía de la isla.

"Cuando los 'galleros' vinieron al Capitolio en enero de este año les dije que íbamos a dar la pelea y eso estamos haciendo. La industria de peleas de gallos no tan sólo genera millones de dólares al fisco, sino que es parte de nuestra cultura y tradición", recordó Rivera Schatz.

"Esta fue una decisión unilateral de los dueños de la colonia que no tomaron en consideración los efectos adversos para Puerto Rico", comentó.

Actualmente, el Tribunal federal tiene ante su consideración una demanda incoada por representantes de la industria de peleas de gallos para revertir la ley que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó en diciembre del año pasado.

Otros temas que salieron a relucir en la reunión con Grijalva fueron el apoyo a los municipios, la transformación energética y el depósito de cenizas en la isla.

Durante su visita a Washington la semana pasada, Rivera Schatz sostuvo varias reuniones en el Congreso, Casa Blanca y con jefes de agencias federales para exigir mayor acceso a los fondos federales.

Incluso, urgió que los municipios participen en el manejo de los 20.000 millones de dólares fondos federales de reconstrucción.

El Congreso aprobó en junio de 2016 la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés) para abordar el tema de la deuda impagable.

CN 


(RT ads)


.
.

.
. ads