Jenniffer González reclama igualdad plena para Puerto Rico en la conmemoración del centenario del voto de la mujer
Jenniffer González reclama igualdad plena para Puerto Rico en la conmemoración del centenario del voto de la mujer
Foto

 La comisionada residente, Jenniffer González Colón, celebró el martes, el centenario de la aprobación  en la Cámara de Representantes federal, de  la Decimonovena Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos que le reconoce a la mujer el derecho al voto, como un hito en la lucha por la igualdad de los ciudadanos americanos, resaltando que aún los ciudadanos americanos en Puerto Rico carecen de derechos plenos.  

Durante la segunda parte de su discurso hoy en el Hemiciclo, la comisionada residente destacó la falta de acceso a servicios de salud de miembros de las ramas de las Fuerzas Armadas, en especial a la cubierta de TRICARE PRIME.  

Discurso sobre la Decimonovena Enmienda

El 4 de junio celebraremos 100 años desde que el Congreso aprobó la Decimonovena Enmienda, el cual correctamente le reconoce a la Mujer el derecho al voto. 

En ese momento, solo una mujer había servido en el Congreso, Jeannette Rankin, pero hoy tenemos a más mujeres sirviendo  en este cuerpo que nunca antes. 

En este momento de orgullo tanto para las mujeres como para la historia de nuestra nación, también honramos a las sufragistas quienes hace más de siglo pavimentaron el camino que permite que las mujeres tomemos parte en el proceso democrático y que también me permiten que hoy, yo pueda dirigirme a ustedes como la primera mujer en representar a Puerto Rico ante el Congreso. 


Por nuestro estatus territorial, Puerto Rico ha estado históricamente excluido de nuestros procesos nacionales, incluyendo el proceso de ratificación de  la Decimonovena Enmienda. 

Antes de convertirnos en la territorio de los Estados Unidos de 1898, Puerto Rico era una colonia española y las personas en la isla comenzaron a abogar por la Igualdad política para la mujer, comenzando con el derecho a la educación. 

Ya convertidos en territorio de Estados Unidos, Susan B. Anthony abogó por el derecho a la igualdad política y derechos civiles de hombres y mujeres en las nuevas posesiones incluyendo a Puerto Rico. 

Ese avance en los derechos civiles, fue una de las primeras razones porque en la isla muchos comenzaron a luchar por la conversión de Puerto Rico como estado de la Unión. 

Fueron los líderes del Partido Republicano en la isla quienes primero incluyeron el derecho al voto de la mujer en su plataforma, quienes primero presentaron legislación local para ello. 

Como la medida no avanzaba, nuestra sufragistas buscaron apoyo de organizaciones nacionales y este Congreso presentó legislación para que el voto de la mujer fuera extensivo a Puerto Rico. 

Finalmente, la Legislatura de Puerto Rico en el 1929 reconoció el derecho al voto solo a las mujeres alfabetizadas; y en 1935 fue otorgado el derecho al sufragio universal, resultando electa María Luisa Arcelay, primera mujer en Puerto Rico en  ser electa a un cuerpo legislativo. 

De todos modos, señora Presidenta, porque Puerto Rico es un territorio no incorporado de los Estados Unidos, a pesar de ser ciudadanos americanos, los puertorriqueños no podemos votar por el Presidente de los Estados Unidos y se nos niega el derecho a representación con voto en el Congreso.

Mientras en este Congreso se legisla para extender beneficios a la mujer, yo tengo que alzar mi voz y abogar por que los mismos sean extensivos a los territorios como Puerto Rico que aún carece, a nivel general, de igualdad plena en relación a los estados. 

Aún continuamos luchando por igual paga por igual trabajo, por caminar segura sin miedo al acoso sexual, por erradicar la violencia de género, por que tengamos más acceso a dónde se toman las decisiones, por tener más representación en distintos campos como las ciencias, artes, deportes, negocios, economía.

Mientras nos regocijamos y celebramos el progreso en la igualdad para las mujeres, les pido a mis colegas que recuerden que nuestro trabajo continúa y que queda mucho más por hacer para lograr la verdadera igualdad para todos los ciudadanos americanos. 

Discurso sobre TRICARE PRIME

Señora Presidenta, los puertorriqueños no tienen acceso a las opciones de TRICARE Prime en la isla. En cambio, solo los miembros del servicio activo y sus familiares tienen acceso a TRICARE Prime, específicamente a TRICARE Prime Overseas.

Esto también afecta el acceso de los cónyuges y dependientes a beneficiarse mientras sus familiares sirve a nuestra nación. 

La ley actual dicta que los jubilados militares en Puerto Rico y los territorios menores de 65 años son elegibles solamente para TRICARE Select. 

El H.R. 2171 busca rectificar esto haciendo que TRICARE Prime esté disponible para más de 29,000 miembros del servicio en Puerto Rico que se han retirado de las Fuerzas Armadas y sus dependientes.

Según un informe del Grupo de Trabajo del Congreso sobre el Crecimiento Económico para Puerto Rico, no tener acceso a TRICARE Prime es una de las formas en que Puerto Rico recibe un trato diferente en los programas federales.

Por lo que le pido el apoyo de todos a la medida que hace justicia en ofrecer alternativas de cuidado para nuestros hombres y mujeres que han servido en las Fuerzas Armadas. 

CN

 


(RT ads)


.
.

.
.