Designan nueva directora ejecutiva interina en el Hospital Pediátrico
Foto

El secretario del Departamento de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado, anunció hoy la designación de Neysha Carmona Iglesias como nueva directora ejecutiva interina del Hospital Pediátrico Universitario “Dr. Antonio Ortiz”.

Su nombramiento interino surge como una de las medidas de transformación del Hospital Pediátrico por el titular de Salud y tras la renuncia del director ejecutivo, Ernesto Santiago Zayas.

Carmona Iglesia se reunió, el pasado martes, con personal directivo y administrativo del Hospital Pediátrico para luego dar un recorrido por las instalaciones de la institución hospitalaria.

Sostuvo que reconoce los retos a los que se enfrenta.

“Estoy consciente que es un momento difícil y sé que son muchos los retos, pero más que mi preparación académica, traigo mi juventud. Yo también soy madre. Tengo un niño de dos años y me identifico con los padres y los niños que están en el hospital. Entiendo a cada uno de estos padres que se han presentado en la prensa, porque todos deseamos que nuestros hijos salgan bien. Eso es precisamente lo que queremos, que todos los niños del hospital regresen a sus hogares con sus padres”, manifestó Carmona Iglesias.

Según explicó el secretario de Salud, desde antes del huracán María, se han estado desarrollando varias iniciativas de trabajo para el mejoramiento del hospital Pediátrico.

“Logramos conseguir unos fondos para dar inicio a lo que sería el Centro de Imágenes para pediatría. Este proyecto se espera inaugurar en los próximos meses. El hospital cuenta con dos salas de cirugías adicionales pediátricas y un centro de imágenes. Tras el azote del huracán María, el área de NICU Sur se vio seriamente afectado, por lo que hubo que mover los niños al tercer piso del hospital. Esa área estuvo cerrada, pero ya está abierta gracias a las iniciativas de organizaciones sin fines de lucro”, manifestó.

Las reparaciones de los danos sufridos por el paso del huracán han alcanzado cifras elevadas.

A modo de ejemplo, el arreglo de los asesores requiere 1.2 millones. Además, una inyección económica de alrededor de más de 500,000 dólares para los demás arreglos estructurales.

“El problema principal es que el seguro sólo nos pagó 11,000. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA), inicialmente nos asignó 900,000, luego bajó a 700,000 y ahora va por 400,000 porque contaban con que el seguro nos pagara la diferencia, pero eso no pasó. Ante esta situación, nos dimos a la tarea de comenzar nosotros a reparar. El 25 de octubre realicé una visita por iniciativa propia al hospital, junto con mi equipo de trabajo e identificamos daños que sumaban cerca de 170,000. Buscamos los fondos de diferentes cuentas y comenzamos a realizar reparaciones. Ya reparamos las torres de enfriamiento del hospital y enviamos a reparar la pieza que faltaba de NICU Sur. Se supone que dentro de tres o cuatro semanas esté funcionando el aire de esa área. En la actualidad abrimos el área con dos unidades de 50,000 BTU cada una y le añadiremos una tercera. Durante nuestra visita encontramos unas deficiencias en el hospital por lo cual decidí hacer unos cambios radicales”, explicó.

Con el propósito de tener información directa del hospital Pediátrico, el pasado lunes, 12 de noviembre, el titular de Salud acudió personalmente al hospital.

Allí conversó con los padres de varios pacientes.

“Los padres con quienes hablé me dijeron estar contentos con el servicio y cómo sus niños están evolucionando. La queja que me dieron fue que a veces la temperatura del piso tres de pediatría a veces fluctuaba, lo cual ya fue reparado. Más allá de eso, no hubo mayores quejas”, expresó.

El secretario reconoce que una de las crisis que afecta al hospital es la necesidad de enfermeras, situación que afecta la gran mayoría de los hospitales en Puerto Rico debido a la emigración de enfermeras.

“Al momento fueron liberadas siete plazas para el área de NICU. De hecho hoy tres enfermeras comenzarán a trabajar hoy”, informó.

Según explica Rodríguez Mercado, ante las alegaciones reseñadas en los medios, el gobernador, Ricardo Roselló Nevares le ordenó que se llevara a cabo una investigación.

Por tal motivo, se ordenó un estudio de epidemiología, y de SARAFS.

Ambos informes revelaron que no había ningún brote de infección. De hecho, el informe de mortalidad reflejó que de enero a octubre del 2018, el índice de mortalidad fue de 8%, el más bajo comparado con de de años anteriores, a saber: el del 2015 fue de 13.9%, el 2016 fue de 13.7% y el año pasado, 11.2%.INS
lp


Otra Noticia que te puede interesar
Arrestan mujer de 22 años que le corto la cara a su novio en Hormigueros


(rt ads)

Comenta esta noticia:



.
.
.

.
.