Niñas y adolescentes disfrutaron del verano sin celulares aprendiendo de la siembra en Jayuya
Foto

Una nueva edición veraniega del Campamento Tabonuco, con mujeres de nueve a 18 años, se llevó a cabo en una finca de plátanos y café en Jayuya.

El campamento enfocado en el arte y ecología pudo ser realizado por los fondos del Programa de Subvención Básica para las Artes (PSBA) y el National Endowment for the Arts (NEA), adscritos a la Oficina de Apoyo a las Artes del Instituto de Cultura Puertorriqueño (ICP).

Las creadoras del campamento libre de costo, Gina Malley Campos y Rosaura Rodríguez, reflexionaron luego del paso del huracán María que podían combatir la falta sustentabilidad alimenticia y energética capacitando a jóvenes en los procesos de siembra.

Aunque en un comienzo la participación fue mayormente masculina, en esta edición decidieron dirigirla solamente a chicas.

La decisión tuvo como objetivo reconstruir el rol femenino en la sociedad e interesar a niñas por el labrado responsable de la tierra para que sean menos dependientes de recursos externos.

En la pasantía, donde no se les permitió utilizar teléfonos móviles u otros artefactos tecnológicos para evitar distracciones, se ofrecieron varios talleres dirigidos al desarrollo personal y el contacto con la naturaleza. Además, se les enseñó a sembrar y hacer arte con elementos naturales.

Durante los tres días que duró el campamento, las participantes pudieron aprender sobre las características de su cuerpo, técnicas de liderazgo, las etapas de desarrollo, el arte y la agricultura. La experiencia incluyó pernoctar en cabañas rústicas y utilizar baños compostables.

-INS



.
.