ONU homenajea con un cementerio de mochilas a más de 12 mil niños muertos en conflictos en 2018
Foto

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha instalado un cementerio de mochilas frente a su sede para homenajear a los más de 12,000 niños que han sido asesinados o han resultado mutilados en zonas de conflicto durante 2018.

La cifra es la más elevada desde que Naciones Unidas comenzó a monitorizar y denunciar estas graves violaciones.

Según el Informe Anual del Secretario General de Naciones Unidas sobre niños y conflictos armados de 2019, es probable que los números reales sean mucho más altos.

Unicef ha presentado una instalación en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, compuesta por 3,758 mochilas colocadas en línea evocando la imagen de un cementerio.

Cada una de estas mochilas de color azul representa la muerte de un niño en un escenario de conflicto.

"Las mochilas de Unicef siempre han sido un símbolo de esperanza y oportunidades de futuro para la infancia”, dijo la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Unicef ha lamentado la suerte de niños en conflictos en Afganistán, República Centroafricana, Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen entre otros.

La mayoría de las muertes infantiles están provocadas por el uso continuo y generalizado de explosivos en ataques aéreos, de minas terrestres, morteros, artefactos improvisados, ataques con cohetes, bombas de racimo o bombardeos de artillería, según recoge el informe.

INS




.
.

.
.