Alegan protocolo para evitar muertes de bebés impone carga injusta a centros de cuido
Foto

La portavoz de la Asociación Puertorriqueña de Centros de Cuidado y Desarrollo del Niño, Inc., ​Virmette Maldonado hizo un llamado el martes en defensa de los centros de cuido de niños y alegó el protocolo para evitar casos lamentables como el de un bebé de cuatro meses que falleció al ser olvidado por su papá dentro de su auto, no es suficiente.

"El protocolo no es suficiente, insistimos que no es el mecanismo más eficiente. Hoy día tenemos una familia que llora la pérdida de un hijo, y una proveedora de servicio bajo investigación por un alegado incumplimiento del protocolo de llamada preventiva. Al final del día, confiamos en que la verdad y la justicia prevalezca en cada uno de los procesos, y que nuestra compañera tenga la oportunidad de defenderse ante los foros pertinentes. Estaremos alertas y pendientes de que así ocurra”, dijo Maldonado en declaraciones escritas.

Indicó que el protocolo le impone de forma injusta toda la responsabilidad al centro de velar por el cuidado de un menor, que no está bajo su supervisión y que se encuentra en custodia de sus padres o encargados. 

"Aún cuando el centro cumpla a cabalidad con el protocolo, la misma ley indica que no está exento de responsabilidad civil, y/o penal. En otras palabras, el centro debe responder con su licencia, por la salud y seguridad de un niño que está bajo el total y absoluto control de sus padres o encargados”, sostuvo.

Entonces, hizo un llamado a la gobernadora, Wanda Vázquez Garced, a los legisladores y a las agencias pertinentes a buscar soluciones reales que sí pueda garantizar la vida y el bienestar de todos los menores, no solo de los que se encuentran matriculados en instituciones. 

Maldonado, aseguró que los en los centros de cuido se vela por la seguridad, el bienestar y el desarrollo óptimo de todos los niños y que ofrecen orientaciones a los centros de cuidado y desarrollo del niño, sobre el Protocolo de Llamada Preventiva. 

Luego de algunas enmiendas, la Ley 196 del 2018 sobre el llamado protocolo establece que los padres o encargados tienen la responsabilidad de llamar o comunicarse con el centro para excusar a su hijo. De éstos no hacerlo, el centro debe comunicarse con ellos, cuando hayan transcurrido 30 minutos de la hora de entrada escogida, y previamente notificada por ellos. El centro, debe comunicarse con al menos, tres personas en el orden de prioridad establecido. 

"Son varias las situaciones que enfrentamos los proveedores de cuidado de niños que dificultan el implementar este protocolo en los centros. Los factores que inciden en un cumplimiento efectivo del protocolo, en su mayoría están fuera de nuestro control. Por ejemplo: diversos horarios establecidos para la llegada de los menores, cambios de números telefónicos y correos electrónicos no informados, el notificar que llegarán más tarde sin especificar hora, viajes de padres no informados, falta de respuesta a las llamadas telefónicas y a los mensajes, entre otros”, alegó Maldonado.

CN




.
.

.
.