Retirados califican de incorrectas las expresiones de la Junta sobre las pensiones
Foto

El Comité Oficial de Empleados Retirados del Gobierno de Puerto Rico (COR) señaló el jueves, que los recientes intentos del presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), José Carrión para justificar recortes a las pensiones utilizando lo sucedido con las pensiones en el caso de la quiebra de Detroit están basados en datos incorrectos. 

“Contrario a las recientes declaraciones de Carrión, Detroit no recortó las pensiones de sus jubilados en un 22 por ciento. De acuerdo con los datos obtenidos por el COR, Detroit no hizo ninguna rebaja a las pensiones de policías y bomberos retirados y sólo recortó en un 4.5% las pensiones de los demás retirados”, dijo el juez retirado Miguel Fabre, presidente del COR en declaraciones escritas.   

“Compararnos con otros casos de quiebra, como el de Detroit, en un aparente intento por justificar la insistencia de la Junta en reducir las pensiones es contraproducente a las metas de PROMESA. Damos la bienvenida a una discusión honesta sobre el plan fiscal propuesto, pero esa discusión debe estar basada en información correcta", añadió.

Mencionó que el récord público demuestra que los retirados de los sistemas de retiro de los policías y bomberos de la ciudad de Detroit no experimentaron recortes en sus beneficios de pensión; el único cambio en los beneficios que estos jubilados experimentaron fue una reducción al ajuste anual por costo de vida (COLA) de 2.25 por ciento a 1 por ciento. En cambio, la última vez que los jubilados en Puerto Rico recibieron un ajuste por COLA en sus pensiones fue hace más de diez años. En Detroit los jubilados del Sistema de Retiro General experimentaron una reducción en sus pensiones de solo 4.5 por ciento y la eliminación futura del ajuste por COLA. 

Fabre señaló que “lo cierto es que Detroit no redujo significativamente los beneficios de las pensiones de sus niveles previos a la bancarrota; y aunque redujo, y en algunos casos eliminó, aumentos futuros de los beneficios de pensión, insistir en que la reducción fue de 22 por ciento es un error”.

“También es incorrecto sugerir que la situación económica de los pensionados en Puerto Rico es comparable a la de los pensionados de Detroit. Los datos del COR demuestran que, aunque las pensiones en Detroit son relativamente modestas -según los estándares de Estados Unidos- en promedio son significativamente más altas que las pensiones en Puerto Rico, donde la pensión media está por debajo del nivel federal de pobreza.  El beneficio de pensión promedio para los retirados del gobierno en Puerto Rico ronda los 12,000 dólares por año, muy por debajo del beneficio promedio para los retirados de la ciudad de Detroit, quienes recibían una pensión promedio de 20,000 dólares que tras el ajuste vio una reducción de 900 dólares. Para el COR esto demuestra que las circunstancias de los retirados de Puerto Rico no son similares a la de los retirados de Detroit; y que cualquier la comparación sugiere que la reducción propuesta por la Junta a las pensiones no es justificada”, añadió.  

El COR enfatizó en que cualquier discusión sobre cómo Puerto Rico debe salir de sus dificultades financieras actuales debe de estar basada en hechos, no en datos manipulados. Fabre recalcó que antes de que Puerto Rico recurriera al Título 3 de PROMESA, sus pensionados ya habían sufrido reducciones significativas en sus beneficios de retiro, los cuáles han sido ignorados por la Junta en su insistencia por imponer mayores reducciones. “Cualquier recorte adicional será devastador, no solo para los retirados y sus familias; sino, como aseguran los economistas, para los esfuerzos de reactivar la economía de Puerto Rico”.

CN


Comenta esta noticia:



.
.
.

.
.