ADVERTISING
ADVERTISING

Dentistas hacen llamado a legisladores para que impongan a las aseguradoras los costos de protección contra el Covid-19

Publicado: Junio 12,2020 11:56am
 Dentistas hacen llamado a legisladores para que impongan a las aseguradoras los costos de protección contra el Covid-19
ADVERTISING

 El presidente del Colegio de Cirujanos Dentistas (CCDPR), David Kerr, reiteró a la Cámara de Representantes a crear legislación que instruya a las aseguradoras de salud cubrir los costos de protección y protocolos que los dentistas han tenido que implantar para retomar a sus prácticas.

"Nuestros pacientes no deben ser los que sufraguen los costos inherentes y directamente relacionados al control de infecciones y adquisición de nuevos equipos de protección personal que ha producido la pandemia del Covid-19; en su lugar, deben ser las compañías aseguradoras que asuman ese costo, mediante la extensión de una cubierta o código especial para cobijar tales costos”, expuso Kerr.

El presidente del CCDPR insistió en reclamar a los legisladores a hacer justicia a los pacientes y proveedores, asignando la responsabilidad de sufragar estos costos a las aseguradoras, de una forma inequívoca que no dé margen a que eludan su responsabilidad social.

La American Dental Association (ADA), estableció el códigoD1999 que, según el galeno, permite cubrir los costos asociados al equipo de protección personal y control de infecciones adicionales.

Igualmente pidió a ASES, que aprobó este código para los servicios del programa Vital, ofrecer protección a sus suscriptores médico-indigentes y proveedores.

ADVERTISING
ADVERTISING

Las aseguradoras Advantage y comerciales no han accedido a cubrir los costos de los pacientes de Medicare, que según las estadísticas son los más vulnerables, ni de los suscritores privados.

"El dinero está disponible; las aseguradoras han estado recibiendo durante estos meses el pago total de sus primas comerciales y de los fondos para sus programas de Medicaid (Vital) y Medicare (Advantage). Sin embargo, la utilización de los servicios de salud en todos los renglones ha sido extremo limitada o ninguna y seguirá siéndolo porque los pacientes no asistirán con igual frecuencia a citas médicas por miedo al contagio”, aseguró el presidente del CCDPR.

El dinero para cubrir el servicio D1999, apuntó, está en los ahorros y la acumulación de primas, que han obtenido en estos meses y los meses venideros, por lo que insistió en que las aseguradoras deben dar un paso al frente y preocuparse más por la salud de sus suscriptores y proveedores, que por hacer dinero para sus accionistas.

"Puerto Rico exige mayor responsabilidad de dicho sector. La Asamblea Legislativa tiene en sus manos viabilizar que estas empresas asuman su responsabilidad. Exhortamos, además, a los pacientes a que llamen a sus aseguradoras y cuestionen el por qué no honran el código de facturación D1999 para proteger a sus pacientes y hacerles justicia a los proveedores”, dijo Kerr.

Refirió que esta pandemia ha cambiado nuestras prácticas para siempre. Para poder abrir bajo las guías del CDC, ADA, Junta Dental Examinadora, OSHA y otras agencias reguladoras, hemos tenido que invertir en productos que contengan más de 60% de alcohol para el paciente, enjuagues previo a tratamiento con 0.2% povidone-iodine, tener succión externa para aerosoles, cambiar filtros de aires a "hospital surgical grade”, uso de respiradores N95 para todo el personal, guantes y batas "full gown” desechables, desinfectantes y limpiadores para utilizar entre cambio de pacientes, cubre zapatos, cubre cabezas, "foggers”, máquinas de láser, purificadores de aire antivirales, lámparas ultravioletas, etc.

"Esto ha conllevado una inversión de miles de dólares para poder reabrir. Muchos de estos equipos antes podían reusarse y otros eran de un nivel de protección menor al requerido ahora por los protocolos establecidos, bajo los que estamos obligados a operar”, agregó Kerr.

Además, la escasez y alta demanda, ha producido que los costos de los equipos de protección personal se disparen exponencialmente.

"Lo que antes costaba un peso, ahora cuesta de 5 a 8; el costo directo e inherente de atender un paciente ha aumentado 45 dólares adicionales, en comparación a periodos previo al Covid-19”, manifestó el portavoz de los dentistas.

Refirió que la de odontólogos es la profesión con el riesgo más alto de contagio por Covid-19 y como consecuencia de ello, muchos de los dentistas mayores de 60 años con toda probabilidad adelantarán su retiro, otros decidirán no abrir e irse a trabajar a Estados Unidos y habrá jóvenes que con este empujón migrarán tan pronto puedan.

"Bajo este cuadro, estimamos que en dos años llegaremos a una contracción de profesionales dentales que anticipábamos en diez años: menos de 600 dentistas para una población de 3.2 millones de habitantes. Esto creará un problema de acceso a la salud oral en Puerto Rico”, remató el dentista. INS

ADVERTISING
Noticias que te pueden interesar:
.
.