A Cobra se le pagó $1,100 millones de dólares por los trabajos de reconstrucción de María, según director AEE
Foto

El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) José Ortiz Vázquez dijo el martes que la empresa Cobra Acquisition, ha cobrado 1,100 de los 1,900 millones de dólares que tuvo en contratos como parte del proceso de recuperación del huracán María.

Ese balance corresponde al mes de marzo, fecha en que según Ortiz Vázquez, se canceló el contrato con la empresa.  El presidente de Cobra, Donald Keith Ellison, fue acusado el martes por las autoridades federales por, entre otras cosas, fraude con fondos de recuperación de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA).

"La AEE solicitará próximamente una reunión con funcionarios de FEMA para determinar los próximos pasos a seguir, a la luz de las acusaciones hechas contra funcionarios de dicha agencia, que estuvieron a cargo del proceso de recuperación del sistema eléctrico tras el paso del huracán María”, sostuvo Ortiz Vázquez en declaraciones escritas.

Según explicó en conferencia de prensa la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez Vélez, el expresidente de Cobra, Donald Keith Ellison, y la exadministradora de la Región 2 de FEMA, Ahsha Nateef Tribble fueron acusados junto a Jovanda Patterson- quien fuera  subjefa de personal de la agencia- por un Gran Jurado de supuestamente conspirar para sobornar a funcionarios públicos, declaraciones falsas, fraude de fondos de desastre y violaciones a la Ley de Viajes. 

El entonces presidente de la empresa Cobra Acquisitions  y Nateef Tribble entablaron una relación personal, para conseguir  contratos multimillonarios en la Autoridad de Energía Eléctrica durante el proceso de recuperación luego del paso por Puerto Rico de los huracanes Irma y María.

Nateef Tribble fue la encargada del sector de infraestructura y energía, además de directora de la oficina de recuperación de FEMA en Puerto Rico. Por tanto, tenía a su cargo la autorización de los pagos que en este caso se le hacían a Cobra.

CN




.
.

.
.