AEE "Reparaciones tras explosión anoche en Monacillo constarán 150 mil dólares"
Foto

 El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Justo González Torres, informó que más del 75% de los clientes (1,118,589) cuenta con servicio eléctrico en toda la Isla y la generación alcanza 90.8%, pese a la explosión del interruptor 36210 que ocurrió anoche en el centro de trransmisión de Monacillo y que afectó sectores en varios municipios de la zona metropolitana, así como de Caguas y Juncos.

“El interruptor que explotó anoche, pertenece a la línea 36200 de 115,000 voltios que discurre desde el centro de transmisión de Monacillo hasta el Centro de Transmisión de Juncos, y sirve a las subestaciones Villa Betina de Río Piedras-Cupey y Quebrada Negrito en la zona rural de Trujillo Alto”, indicó González Torres. Agregó que, “al momento, la mayoría de los clientes que se afectaron con este evento ya cuentan con el servicio de electricidad y estamos trabajando para restablecer el servicio lo antes posible a los clientes que restan en los sectores de Trujillo Alto y Cupey”.

Sobre los trabajos de reparación en el centro de transmisión de Monacillo, el funcionario adelantó que incluirán el reemplazo del interruptor dañado, una evaluación de la barra colectora sobre el interruptor afectado, los aisladores y los interruptores auxiliares.

 

Estimó que los trabajos tardarán aproximadamente entre ocho y diez días, a un costo que ronda los 150,000 dólares.

Las labores no afectarán la continuidad del servicio eléctrico a los clientes que se afectaron por el evento.

Actualmente, la falla del interruptor se encuentra bajo investigación para corroborar la causa.
“Iniciamos un proceso de evaluación de los daños para ver qué fue lo que falló. Entendemos que pudo tratarse de una falla mecánica dentro del sistema. Tenemos que mirar las líneas que llegan al Centro de Transmisión de Monacillo y cotejar las subestaciones que se afectaron”, puntualizó el González Torres.INS

Video del incendio 


Comenta esta noticia:



.
.
.

.
.