La NASA prueba con éxito el sistema de emergencia de la cápsula Orión
Foto

 La NASA probó este martes con éxito un sistema de emergencia de Orión, la cápsula Orión con la que planea realizar viajes a la Luna y Marte, para casos en los que la misión deba ser abortada.

Una versión para pruebas de la Orión fue lanzada a las 7.00 horas locales (11.00 GMT) de la Estación de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral (Florida) y cayó unos tres minutos después en el Atlántico a una velocidad de 300 millas por hora (unos 500 km/h), según la NASA.

Cincuenta y dos segundos después del lanzamiento, a una altitud de 31.000 pies (9.450 metros), el llamado Launch Abort System (Sistema de Aborto del Lanzamiento) acoplado a la parte superior de la cápsula se puso en marcha.

El potente motor de LAS propulsó una parte de Orión, incluido el módulo donde viajarán los astronautas, hacia arriba.

Orión alcanzó una velocidad de 800 millas por hora (1.300 km/h) y experimentó temperaturas y presiones extremas.
Al cabo de unos 80 segundos de vuelo, a una altitud de unos 44.000 pies (13.400 metros), la torre de

LAS se separó y la cápsula comenzó a volar libremente y luego a descender hasta caer al mar.

La NASA dijo que estaba previsto que la cápsula se hundiera en el océano, pues no llevaba paracaídas para un amerizaje ni sistema de control de altura, elementos que sí hubiera tenido en caso de un vuelo tripulado.

La información obtenida de la prueba de hoy permitirá analizar el resultado de la maniobra y las condiciones que experimentará el módulo tras la separación.

El Orión es la "columna vertebral" del programa Artemisa, con el que la NASA reanudará las misiones tripuladas.

Para eñ año 2024 planea poner a la primera mujer y al siguiente hombre en la superficie lunar, tras lo cual la agencia espera establecer "una presencia humana sostenible" en el satélite terrestre hacia 2028.

"Con nuestro objetivo de enviar humanos a Marte, Artemisa es el primer paso para comenzar esta próxima era de exploración" espacial, señala la agencia estadounidense.

EFE

 




.
.

.
. ads