Tribunal Declara inconstitucional ley con la que Pierluisi llegó a la gobernación
Foto

 El Tribunal Supremo de Puerto Rico emitió el  miércoles, una Opinión en el caso de Senado de Puerto Rico v. Pedro Pierluisi, en la que determinó de forma unánime que es inconstitucional la cláusula que añadió la Ley Número 7-2005 al artículo 1 de la Ley Número 7 de 24 de julio de 1952 para permitir que un Secretario de Estado se convierta en Gobernador sin necesidad de que sea confirmado por ambas cámaras legislativas.

En la Opinión que emitió el Juez Asociado, Rafael Martínez Torres, con la que votaron conforme todos los Jueces y Juezas del Tribunal, se concluye que la juramentación como Gobernador Pedro R. Pierluisi Urrutia, Secretario de Estado nombrado en receso, es inconstitucional.

La Jueza Presidenta Maite Oronoz Rodríguez, las Juezas Asociadas, Anabelle Rodríguez Rodríguez, Mildred G. Pabón Charneco y los Jueces Asociados Erick V. Kolthoff Caraballo, Edgardo Rivera García, Roberto Feliberti Cintrón, Luis F. Estrella Martínez y Ángel Colón Pérez emitieron Opiniones de Conformidad por separado.

La Opinión del Tribunal, así como las Opiniones de Conformidad estarán disponibles en el portal del Internet de la Rama Judicial.

"Para garantizar una sucesión ordenada en la posición de Gobernador, este dictamen será efectivo hoy, a las 5:00 de la tarde. Al amparo de la Regla 50 de nuestro Reglamento, 4 LPRA Ap. XXI—B, se acorta hasta esa hora los términos de la Regla 45, íd., para solicitar reconsideración”, reza la sentencia.

Pierluisi Urrutia interpretó la enmienda del 2005 a la Ley 7 de 1952 para juramentar como gobernador, cuando fue nombrado en receso como secretario de Estado. El gobernador juramentado lo hizo luego de las cinco de la tarde del 2 de agosto, cuando Ricardo Rosselló Nevares renunció al cargo. No obstante, no había culminado el proceso de confirmación en la Asamblea Legislativa.

El viernes 2 de agosto, la Cámara de Representantes lo confirmó, luego de que la Comisión de Gobierno que preside Jorge Navarro Suárez le rindió un informe positivo a su nombramiento con una declaración jurada. En el Senado, no entregó los documentos requeridos. El Senado convocó para una Comisión Total el lunes para atender el nombramiento, pero fue cancelada ante el aviso de Pierluisi Urrutia de que no asistiría. Ante la situación el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz acudió a los tribunales para impugnar la juramentación.

Luego de juramentar, Pierluisi Urrutia se comprometió con renunciar si el Senado en votación no le daba el visto bueno. El pasado lunes, el Senado cerró los trabajos sine die (sin fecha determinada). En la sesión extraordinaria, Rivera Schatz aseguró que Pierluisi Urrutia contaba solamente con 5 votos de los 15 que necesitaba para ser confirmado.

Al entender que no votaron, Pierluisi Urrutia dejó entonces su salida o estancia a lo que decidiera el Tribunal Supremo.




.
.

.
.